El café, una afición muy extendida por todo el mundo

El café, una afición muy extendida por todo el mundo

El café es mucho más que una bebida que tenemos para disfrutar en nuestro día a día y es que para muchos de nosotros e incluso para muchas personas relevantes como el piloto de Fórmula 1, Valtteri Bottas, es realmente una afición. Una afición muy extendida por todo el mundo en el que cada uno de nosotros tenemos nuestras preferencias y nuestros gustos.

En este sentido y gracias a la ayuda de los expertos de El molí pan y café, os hemos podido hacer este post en el que os mostramos algunos de los tipos de cafés más auténticos e interesantes que todos deberíamos de probar al menos una vez en la vida.

  • Café corto o ristretto. Mucha gente suele confundirlo con el cortado, pero en realidad este no lleva leche. Su preparación consta de solo 15 mililitros de café. Este es conocido en Italia como piccolo, ristretto o expresso corto, y se sirve en pequeñas tazas de 50 mililitros. Para prepararlo, tan solo deberás de filtrar agua a través del café molido entre 15 y 20 segundos.
  • Expreso doble. Se trata de un expresso de unos 60 mililitros, y se sirve en pequeñas tazas de entre 80 y 90 mililitros de capacidad. En Italia se le conoce como café doppio, siendo el tiempo de preparación de unos 30 segundos aproximadamente.
  • Café solo largo o café lungo. Conocido como expresso largo, en Italia se conoce como café lungo y se compone por entre 50 y 60 mililitros de café.
  • Espresso Largo. Parecido al café doble, pero este se diferencia por una cantidad menor de café molido y el tiempo de preparación. Tarda un minuto en estar listo y se sirve en tazas de unos 90 mililitros, dando como resultado un café más suave y amargo que el expresso doble.
  • Conocido como café agudo, es un café doble expresso pero con una enorme cantidad de agua, creando así como un triple café pero con la misma cantidad de café que lleva un expresso doble. Se suele servir en tazas o vasos de unos 200 mililitros y su origen se remonta a la segunda guerra mundial, cuando los baristas italianos trataron de imitar el sabor del café de filtro al que estaban acostumbrados los soldados americanos.
  • Long Black. Este café es una variante del café americano. En realidad, lo único que cambia en su preparación es el orden al servir los ingredientes. Para los iniciados esto puede parecer una tontería, pero lo cierto es que en el mundo del café el orden de los factores si altera el resultado.
  • Café brule. Una variante del carajillo conocida como diablo y que se compone de brandy quemado con piel de limón y se acompaña por un expresso o café solo. Este suele servirse en una copa de brandy acompañado de 2 centilitros de este licor.
  • Café cubano/espresso cubano/cafecito. El café cubano también conocido como cafecito es un café que requiere de una preparación especial. Este café se elabora como si fuera un expresso pero en vez de utilizar la mezcla tradicional de café molido hay que añadir azúcar directamente en la mezcla. Una vez hecho se sirve el café en una taza demitasse de 90 ml.
  • Café caribeño. Un tipo de carajillo acompañado con ron, azúcar moreno y vainilla. En algunos lugares también se le añade un poco de licor amaretto o appricot. Este licor se saca del albaricoque y las almendras. Se sirve en una taza grande como la del café con leche.
  • Es la versión con leche del café cubano. Se elabora exactamente igual, pero se le añade leche caliente en la misma cantidad. Así tenemos un café balanceado y dulce con 30 ml de leche caliente añadido al espresso cubano.
  • Café árabe. Aparentemente se ve como un café solo pero cargado de sabores exóticos. Para prepararlo solo deberás de hacer un expresso y añadirle un poco de canela o cardamomo molido.

El carajillo, uno de los cafés españoles con más tradición

Con denominación de origen española, está compuesto por un expresso con un toque de ron o coñac, dependiendo del gusto de la persona. El tamaño de la taza suele ser el mismo que el del café solo largo. Además, es conocido en otros países del mundo como café corretto y ofrece una variante a la que se le llama carajillo de Bailyes. El Baileys es un licor cremoso de origen irlandés y compuesto por crema de leche y whisky. A todo esto, si te decides por la creación de un café compuesto de tres capas (café, Baileys y leche condensada), habrás preparado lo que se denomina un café trifásico.