Feria Medieval del Álamo en Madrid

Feria Medieval del Álamo en Madrid

Prepararos para viajar en el tiempo. Como si estuviéramos en el Ministerio del Tiempo, cogemos una puerta y nos vamos  a la Edad Media. Efectivamente, el tiempo de las justas, de los caballos, de los castillos, de las armaduras y de los guerreros. ¿Qué te parece? Pues esto es tan fácil como acercarse a la localidad de El Álamo, en Madrid, donde cada año celebran una feria medieval que se ha convertido ya en un referente.

Dónde está El Álamo

Para poder ir, primero habrá que situarnos en el mapa.  La villa de El Álamo está en Madrid y limita al sur con Castilla La Macha, está situada al suroeste de la Comunidad de Madrid y se encuentra a 37 kilómetros de la capital. Su término municipal tiene 22,25 kilómetros cuadrados, linda al norte y al oeste con Navalcarnero. Su altitud media sobre el nivel del mar es de 600 metros, y tiene casi 10.000 habitantes. Yo hasta hace poco no lo había escuchado pero desde hace años soy un fijo de su feria Medieval.

Cómo es la Feria Medieval de El Álamo

Por ejemplo cada año se conmemora algo. La Feria Medieval, que se celebró en el pasado Puente de Mayo, se conmemoró el V centenario de la muerte de Leonardo da Vinci y concentró a más de 100 artistas, gastronomía y talleres de oficios antiguos. La Feria Medieval de El Álamo regresa con gastronomía y talleres de oficios antiguos Pintor, escultor, arquitecto, ingeniero, músico, inventor y anatomista 500 años después de su muerte, las calles de El Álamo se decoraron en homenaje al artista y hombre de ciencia florentino, precursor del Renacimiento. Además, múltiples animaciones teatrales diarias recrearon la figura de Leonardo da Vinci y su época, en clave cómica y didáctica. La televisión nunca se pierde un detalle de este espectáculo.

Así, la Feria Medieval de El Álamo regresó con gastronomía y talleres de oficios antiguos. Fue del miércoles 1 al domingo 5 de mayo, con 100 artistas de 30 compañías de teatro callejero, circo y música interpretan 60 animaciones diarias al aire libre, en la única fiesta medieval madrileña de Interés Turístico Regional. Con lo cual, está todo dicho con este dato.

En la Plaza de la Ermita suelen instalar la Haima del Despertar, con talleres de mandalas para niños, títeres y cuentacuentos. Además, otras actividades infantiles como el laberinto celta, numerología…en definitiva, todo un fin de semana en el que se regresa al Medievo. Para todos esos fans de Juego de Tronos, puede ser una ocasión perfecta.

Los conciertos gratuitos de Corvus Korax y Rota Temporis, 300 paradas de gastronomía y artesanía y 30 talleres de oficios antiguos completaron el inolvidable viaje al Medievo de este pueblo fronterizo, en el linde con la provincia de Toledo, que la verdad es que me tiene enamorado.

A lo largo de los días en los que se celebra la Gran Feria-Mercado Medieval de El Álamo, este pueblo se engalana y viste para recrear una época en donde la artesanía tradicional de siglos pasados pasa a ser la protagonista. Y donde alguaciles, comerciantes, titiriteros, mendigos, visionarios, bufones etc. recorren nuestras calles ataviados al más puro estilo medieval. Mi pregunta cuando lo conocí por primera vez es de dónde se sacaban tantos vestidos y objetos de la época. En este caso me dijeron que en la web Eviltailors puedes encontrarlo todo.

Al final, más de 40.000 personas al día recorren este gran escaparate de oficios, personajes y paradas destinadas al buen yantar, que enorgullecen a los alameños, quienes actúan como  cómplices participando en la decoración de sus casas y comercios e interviniendo en las actividades programadas. Y es que el pueblo, o mejor dicho la villa, se empapa del sentimiento medieval para vivir unos días que son míticos.

La verdad es que si tienes ocasión de ir, hazlo. Porque te va a encantar y vas a encontrar un montón de actividades para pasarlo bien. Es ideal si estás con niños. La Gran Feria-Mercado Medieval de El Álamo ya es, sin duda, la actividad de mayor relevancia de este municipio y por ello animo a todo el mundo a que lo visite, con la total seguridad de que cumplirá con sus expectativas de ocio y diversión.