El auge de la estética dental

El auge de la estética dental

Todos sabemos que de una manera u otra, la sonrisa es una de nuestras mejores cartas a la hora de presentarnos en sociedad. Desde que nacemos empezamos a reír e incluso nos comunicamos con ella antes de hablar. Sin duda tiene una elevada importancia en nuestra vida.

La sonrisa lo que hace es activar los receptores del placer a nivel biológico y nos afecta en la manera en la que nos ven y perciben las otras personas, siendo un factor muy importante a la hora de abordar nuestro propio bienestar y relacionarnos con el entorno, pasando a ser para algunos en una obsesión, la llamada dismorfia dental.

En el caso de que tu sonrisa esté enferma, seguro que te vas a estar perdiendo multitud de cosas en la vida. Multitud de estudios dicen que la sonrisa es quizá uno de los puntos más importantes en el que nos llegamos a fijar cuando conocemos a alguien.

No solo estamos hablando de lo afectivo o sentimental, incluso ha cobrado bastante valor en el terreno profesional.

Muchas personas que van a una clínica dental, no solo quieren tener una sonrisa que destile salud, también que sea estéticamente atractiva, por lo que es conveniente, como dicen los profesionales de la Clínica Mesiodens, que los pacientes que acucen a cualquier clínica tengan claro los tratamientos de estética dental que tienen a su alcance de forma clara para que no haya equívocos. Una bella sonrisa no deja de ser un conjunto en el que reina una armonía que forman labios, dientes o encías. El plan estético lo que implica es un estudio de forma detenida de la totalidad de los componentes. Por este motivo los profesionales lo que hacen es un análisis, estudio y asesoramiento de la totalidad de los pacientes de manera personalizada, pues así es como se puede encontrar el tratamiento dental que puede ser el más indicado para cada caso.

Esta clase de estudios se suele hacer en cada caso, tanto antes del blanqueamiento dental, como antes de otros tratamientos como puede ser una ortodoncia invisible.

Implantes

Los implantes en el terreno dental son de los tratamientos de mayor eficiencia cuando se quieren recuperar los dientes. Hablamos de que un implante de este tipo es una estructura realizada en titanio que se inserta en el propio hueso y que lo que hace es sustituir la raíz de un diente.

Los implantes se realizan en titanio que se trata en superficie de cara a que mejore la fusión o que se integre mejor con el hueso. Conviene recordar que el titanio es un material que es compatible con los tejidos, no produce alergias y es resistente a las cargas, por lo que es un material ideal para esta clase de tratamiento.

En la clínica dental hacen estos tratamientos habitualmente y tienen expertos en implantes o en el área de prótesis para lograr lo0s mejores resultados.

Experiencia

Existen situaciones donde el hueso que hay no es lo bastante grande para que se pueda hacer un implante convencional, por lo que hay que optar por otras vías que en una buena clínica seguro que se toman, desde elevaciones de seno a corticonomías.

En no pocas ocasiones, cuando escasean dientes en el maxilar superior, existe poco hueso, algo que sucede por varios motivos, entre los cuales podemos decir que el organismo no acostumbra al mantenimiento de un hueso cuando no tiene dientes ya que sujetar, por lo que pasa a mermar.

Podemos añadir que la presencia próxima de los senos maxilares, hace que el poco hueso que pueda haber incluso se reduzca de manera más rápida.

El éxito de los implantes está en que son el mejor elemento cuando lo que se quiere es proceder a la corrección de una sonrisa no demasiado agraciada. Hay personas que después de haberse puesto implantes se siente muy bien.

Está claro que tener una sonrisa con mala salud no nos facilita la vida e incluso puede rebajar nuestra autoestima por no hablar de los problemas de salud, dolores e incluso complicaciones a la hora de comer.

Uno de los objetivos principales que tiene toda clínica dental es poder prestar atención personalizada próxima a cada paciente, usando siempre los materiales dentales de mayor seguridad, compatibilidad y con la mejor de las calidades, siempre ofertando una tecnología de lo más actual y con gran orientación a la innovación.

La oferta en estética dental cada vez es más grande, pero también es cierto que hay que saber elegir para que no nos den gato por liebre.