Boda más concierto para el mejor día de tu vida

Dicen que el de tu boda es el día más importante de tu vida. Y lo cierto es que es un comentario cargado de razón por un sinfín de motivos. En este día, los novios, que llevan preparando el evento tanto tiempo y con tanto ahínco, se rodean de sus seres más queridos en el entorno más excepcional y gratificante para ellos. Todo debe estar listo para que nada falle y el día sea inolvidable.

Sé de primera mano los quebraderos de cabeza que conlleva la celebración de un evento de tales dimensiones. Hace unos años me casé con mi novia de siempre y, aunque al principio nos agobiamos porque no encontrábamos nada de nuestro gusto, al final terminamos convirtiendo aquel día en el mejor de nuestras vidas.

Mi mujer es de un pueblo cercano a Sevilla, por lo que decidimos celebrar el convite cerca de la ciudad. Por otra parte, desde que nos conocimos, tanto a ella como a mí nos ha unido el mundo de la música, del que somos grandes amantes (de hecho, nos conocimos cuando éramos muy jóvenes en un concierto), por lo que ésta teníamos claro que debía estar presente en la celebración. Teniendo en cuenta todo lo anterior y que la boda estaba prevista para mediados del mes de agosto, andábamos buscando un lugar cercano a Sevilla y que tuviera amplios jardines y zona exterior para que se pudiese celebrar un pequeño concierto de una banda local que tocara nuestros temas preferidos.

Tras buscar en varios sitios, nos sentíamos frustrados puesto que no encontrábamos lo que andábamos buscando. Nunca nos rendimos, y como recompensa encontramos el sitio perfecto en www.haciendamesadelrey.es, que nos proporcionaría el lugar de nuestros sueños para celebrar la boda de nuestros sueños: un entorno amplio, con jardines como nosotros queríamos, y con salones adecuados a una celebración de la talla de una boda.

Sin pensarlo dos veces, escogimos aquella opción y tengo que decir que no nos equivocamos. El servicio fue extraordinario y no nos tuvimos que ocupar de casi nada durante el día de la boda, únicamente de disfrutar. Una vez acabada la cena, en uno de los jardines exteriores tuvo lugar el concierto que con tantas ganas habíamos querido celebrar y el cual resultó todo un éxito, ya que se pudieron escuchar canciones y clásicos de prácticamente todos los géneros musicales: rock, pop, jazz, house, ska… y todo el mundo terminó contento.

Hasta 166.000 parejas se casaron en 2015

166.000 parejas contrajeron matrimonio durante el año pasado según el Instituto Nacional de Estadística, lo cual supuso un aumento del 2’3% con respecto al año anterior. Queda claro que es lógico casarse cuando surge la chispa del amor, y que de ese día siempre guardaremos un recuerdo especial y que nadie nos podrá borrar por muchos años que pasen. Sin embargo, en el caso de mi mujer y en el mío, sí que creo que la nuestra fue una boda especial. Tuvimos el servicio que queríamos desde el principio, un lugar que se amoldaba a todos los requisitos que nosotros solicitábamos y, por último, no faltó un elemento tan importante y que fue el nexo de nuestro amor desde el principio: la música. Un día irrepetible, inolvidable e inenarrable. El mejor de nuestras vidas.