Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Abalorios, tocados y pamelas, objetos ideales para potenciar tu imagen en una boda

Uno de los días más especiales en la vida de una persona es aquel en el que se casa. Estamos hablando de uno de esos momentos en los cuales recibimos el amor de todas esas personas que tenemos a nuestro alrededor y que vamos a recordar durante el resto de nuestra vida. No es para menos. A partir del enlace, nuestra vida cambia por completo y empezamos a tener que pensar no solo en nosotros mismos, sino en la persona que esperamos que nos acompañen durante el resto de nuestra vida. Lo cierto es que eso es lo bonito del amor y lo que debería ocurrir en todas las parejas.

Son muchas las cosas que las personas que se casan deben tener en cuenta para celebrar un momento tan especial. Por un lado, hay que tener en consideración cuántas personas van a formar parte del enlace, porque eso puede condicionar la boda entera. Por otro lado, hay que pensar bien en el menú, el baile, la orquesta y dónde queremos que se realicen las fotos posteriores al enlace. También hay que estar pendientes de todas aquellas pequeñas cosas que puedan necesitar los invitados, como la necesidad de disponer de menús infantiles para los niños o menús especiales por el hecho de que padezcan alguna intolerancia alimentaria. Y, por supuesto, no hay que olvidarse de los regalos.

Son muchas las bodas que se celebran en España a lo largo de un año. Hemos recurrido a un estudio publicado en el portal web Statista para saber cuál fue la cantidad de bodas que se celebraron en España por cada año desde 2006 hasta 2022. En el primero de esos años se celebraron más de 207.000 bodas y es cierto que ese es el año que ha marcado el récord del periodo del que estamos hablando. En 2022, la cantidad de bodas que tuvieron lugar en el interior de nuestras fronteras fue de 179.000, el mejor registro desde el año 2009, principalmente a causa de que se celebraron bodas que fueron aplazadas en 2020 y 2021 por culpa del coronavirus.

En otra información, en este caso publicada en la página web del diario Las Provincias, se hablaba de la revolución que están viviendo las bodas en el interior de nuestras fronteras. Y es que, ahora, se celebran entre personas más mayores, entre personas que son de diferentes razas y gente del mismo sexo. Por supuesto, estamos completamente a favor de esta revolución. Lo importante es que dos personas que se pasen se amen de verdad y que el compromiso sea sincero y para toda la vida. Desde luego, eso es lo que procura celebrarse en uno de los eventos de los que estamos hablando.

Está claro que todas las personas que organizan su boda tienen muchas cosas en las que pensar. Pero eso no quiere decir que las personas que están invitadas a un evento de estas características no tengan mucho en lo que pensar también. Cada una de ellas tiene que pensar en qué vestido o traje quiere llevar y en qué tipo de complementos son los ideales para ello. El peinado es otro de los asuntos de gran relevancia (también para los hombres, no solo para las mujeres) porque es uno de los asuntos que desde luego va a hacernos destacar en un evento de semejantes dimensiones. De la combinación de todas esas cosas va a salir nuestra imagen, de la cual siempre hay que cuidar de manera pormenorizada en una boda.

En una boda, la imagen de cada persona en concreto es importante y, para cuidar de ella, todo lo que tenga que ver con nuestro traje o vestido, los complementos o los peinados son de una relevancia muy grande. Lo saben bien en Vinda Store, una tienda online especializada en abalorios, tocados y pamelas. Según nos ha contado su equipo, son muchas las mujeres que apuestan por tocados para un evento como del que estamos hablando. Y es que esta es concebida como una muy buena manera de destacar y de ofrecer una imagen estupenda de nuestra propia persona en un evento de estas características y de esta enjundia.

Hay que tener en cuenta que las fotos y los vídeos que se producen durante el enlace quedan para toda la vida. Son elementos que los novios van a guardar siempre y esa imagen que hemos protagonizado ese día es con la que nos van a ver siempre que recuerden su boda. Y nosotros y nosotras mismas, como personas que han sido invitadas al evento, seguro que también vamos a tener alguna imagen y podamos presumir de las elecciones en materia de imagen y belleza que hemos tomado. Si hemos acertado, seguro que nos sentimos muy orgullosos y orgullosas y estamos con una gran motivación ante los próximos enlaces a los que acudamos.

Las bodas, eventos en los que maximizamos nuestra belleza

Sin duda, las bodas son los eventos en los que más en serio nos tomamos todo lo que tiene que ver con la belleza. Es donde más intentamos potenciar nuestra belleza personal sin que haya dudas de ningún tipo. En otros eventos, como las comuniones o los bautizos, también intentamos potenciar nuestra belleza y la verdad es que lo conseguimos, pero sí que es cierto que es en las bodas donde ofrecemos la mejor de las versiones. Aplicado al mundo del deporte, una boda podría ser como la Champions League, mientras que los bautizos o las comuniones podrían ser la Liga y la Copa del Rey.

La verdad es que no es para menos. La boda es el evento más importante porque es el que va a exigir un mayor nivel de compromiso por parte de las personas que lo adquieren y lo celebran. En los bautizos o las comuniones, todavía somos demasiado jóvenes como para adquirir ese nivel de compromiso que sí se adquiere durante el matrimonio. Y es eso lo que nos anima a sacarle el máximo jugo posible a nuestro cuerpo y las prendas de vestir de las que disponemos para ofrecer el grado máximo de belleza que podemos obtener. No es para menos, ¿no creéis? Una ocasión como la que nos pone delante un enlace matrimonial es perfecta para exhibirnos.

Es evidente que un aspecto como el de la edad no es importante en relación a lo que estamos comentando porque, con independencia de lo que diga nuestro DNI, lo que tenemos que hacer es potenciar nuestra belleza y sacarle todo el partido que podamos a nuestro cuerpo, tal y como estábamos comentando anteriormente. No debemos tener ningún miedo que vaya asociado a la edad porque también se puede ser guapo o guapa cuando se tienen 70 años. Y también, por cierto, hay estilos de ropa que casan perfectamente con personas de esta edad. Nunca os asustéis por ello. Tenéis todo tipo de posibilidades para que os sintáis a gusto con vuestra imagen en un evento como lo es una boda.

Hay posibilidades para todo el mundo y no cabe la menor duda de que demostrar toda la belleza que tenemos es algo que podemos conseguir y, de hecho, conseguimos todos y todas en eventos como de los que estamos hablando. Todo tiene una contribución importante en este sentido: el peinado, el tipo de complementos que usamos, la ropa que hemos escogido… Si todo va al unísono, está claro que vamos a cumplir con el objetivo de sacar todo el brillo que se puede desprender de nuestra persona. Y eso siempre va a hablar a la perfección de lo que somos y de lo que queremos seguir siendo en un futuro.

Con independencia de las elecciones que hayáis tomado de cara a un evento como lo es una boda, os queremos dar un consejo: disfrutad al máximo de todo lo que tiene que ver con un evento así. Merece mucho la pena y la verdad es que el recuerdo que nos queda es siempre muy positivo porque se trata de un día en el que lo pasamos en grande y nos ofrece la posibilidad de conocer gente y de disfrutar de otras personas cercanas a nosotros o nosotras. Por muchos años que pasen, siempre vamos a recordar un evento así y todo lo que llevó asociado. Así que, disfrutad, disfrutad y disfrutad. No os vais a arrepentir en absoluto, os lo podemos asegurar.

Es muy probable que muchos de vosotros y vosotras tengáis algún enlace matrimonial que celebrar a lo largo de este 2024. Recordad todas y cada una de las cosas de las que hemos ido hablando en este artículo porque seguro que os van a venir bien para vivir al máximo un evento tan feliz como este y que tantos argumentos nos da para esbozar una sonrisa. Esa es la mejor manera de que, cuando os levantéis al día siguiente, podáis decir que el día anterior lo habéis aprovechado y se va a quedar en vuestra retina para todos los días que os queden por vivir, que dicho sea de paso, esperamos que sean muchos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Entradas relacionadas

Reciba actualizaciones de entradas seleccionadas

Suscríbete a mi boletín para ver nuevas fotos, consejos y entradas de blog.

Scroll al inicio